Las vacaciones también pueden ser diferentes

Las vacaciones de sol y playa, en las que la única preocupación existente es sostener debidamente un cóctel, no gustan a todas por igual. Son muchas las que prefieren desconectar de la rutina practicando actividades diferentes y hasta con un punto de acción. Es por eso que cada vez aparecen más alternativas, y si os pasa como a nosotras…¡No sabréis cuál elegir!

Ir de vacaciones a un lugar donde el mar sea el principal elemento turístico no siempre quiere decir que tengamos que buscar hueco para nuestra sombrilla y la tumbona, en la mayoría de lugares costeros existen muchas actividades como el buceo, el snorkeling o el vuelo sobre el mar en parapente. Es decir, contemplar el mar desde sus profundidades o desde el cielo… ¿Suena divertido verdad?

sea-79606_1280

Si somos de las que preferimos la montaña, también tenemos un montón de opciones. El turismo activo, tan demandado estos últimos años, nos ofrece propuestas como el senderismo o los paseos a caballo para las que quieran disfrutar pausadamente de los paisajes y la naturaleza. Por otro lado, las que necesiten adrenalina para olvidar por un instante el día a día, pueden elegir hacer puenting, descenso de ríos o escalada. ¿Os apetece probarlo?

bungee-jumping-664112_1280

Para estas dos últimas opciones es una gran idea ir acompañadas de nuestras amigas o familiares, ya no solo porque muchos paquetes vacacionales ofrecen un mejor precio si se trata de grupos, sino porque además compartir estas experiencias con gente a la que conocemos y queremos nos aportará más valentía en muchas ocasiones y por supuesto, muy buenos ratos y risas para recordar.

Ya por último, una de las alternativas que nos ha encantado es la siguiente: vacaciones para cuidar nuestra mente.

Se trata de unos paquetes vacacionales que ofrecen una estancia, bien en la playa o bien en la montaña, en la que día tras día se realizan actividades como yoga, biodanza, coaching y hasta incluso masajes, para que desconectemos totalmente y podamos aprender a relajarnos en cualquier momento y lugar. ¿No es realmente interesante?

meditation-609235_1280

Para esta última opción no es necesario ir acompañadas, ya que se trata de conectar con nosotras mismas en todo momento, aunque eso no quiere decir que allí no se hagan amistades de las buenas…

Ahora ya sabéis, si lo vuestro no son las típicas vacaciones de sol y playa, podéis optar por alguna de estas tres alternativas en las que vais a olvidar la palabra rutina por completo. ¿Por cuál empezamos primero?