, , ,

Mujer tenía que ser: Sabrina González, la Einstein de 23 años

Sabrina González Pasterski. Quédate con este nombre, porque esta joven de 23 años ya es considerada la nueva Einstein.

Con tan sólo 9 años fabricó un avión y con 14 hizo que volara, y está considerada una de las mentes más brillantes del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) después de graduarse con la nota más alta de la historia.

En su día a día, Sabrina se dedica a estudiar cuestiones físicas como los agujeros negros, la relación espacio-tiempo y la naturaleza de la gravedad. Y si decimos que es lo más cercano a Albert Einstein o Stephen Hawking en nuestra época es porque sus investigaciones son semejantes a las de estos genios y podrían cambiar drásticamente la comprensión actual del universo.

A esta joven no le hacen falta las redes sociales y ni siquiera LinkedIn para que le lluevan las ofertas de trabajo: su inteligencia es el arma más potente que tiene. Nunca ha tenido novio ni ha probado el alcohol o el tabaco y ha pasado gran parte de su infancia en el garaje de su padre arreglando motocicletas y construyendo maquetas de aviones.

Ahora, su meta es construir una nave que pueda llevar a alguien a Marte y trabaja en ello de forma paralela al doctorado que estudia en la Universidad de Harvard. Y nosotras esperamos que algún día lo consiga 😉

 

 

 

 

, ,

Mujer tenía que ser: Andreja Pejic, la modelo trans que triunfa entre las marcas

Andreja Pejić fue descubierta como modelo antes de cumplir los diecisiete años mientras trabajaba en un McDonald’s de Tuzla, su ciudad natal. Era un chico, pero tenía una belleza típicamente femenina, y eso le hizo crecer hasta que en 2011 fue portada en The New York Magazine bajo el título “Modelo masculino del año”.

154673-pic-1

 

Su versatilidad y belleza conquistaron a la industria, igual desfilaba con trajes de hombre para Paul Smith que con un vestido de novia para Jean Paul Gaultier.

Y así, Pejic encontró en la confusión de géneros el modo de triunfar en la industria de la moda: el ser andrógeno le permitía explorar su sexualidad de un modo artístico.

Andreja-Pejic-Make-Up-For-Ever03

Ahora, definitivamente ha cambiado de sexo y ha participado en importantes campañas de moda, como la pasaa campaña de Navidad de la firma neoyorkina preferida de las it girlsReformation.

Andreja_Pejic

ryan

¡Nos encanta!

, ,

Mujer tenía que ser: Ashley Graham, la modelo con curvas que desafía la industria de la moda

Ashley Graham se define como modelo, diseñadora y activista del cuerpo. Una mujer cuyo nombre se hizo viral cuando buena parte del universo de la moda se negó a vestirla por tener una talla 44.

14849137309122

En poco tiempo pasó de ser una modelo sólo conocida en el mundo plus size a ocupar portadas y titulares. Ashley Graham tiene una constitución fuerte y la ha tenido toda la vida, no sabe lo que es ser delgada y la palabra ‘gorda’ era algo que le provocaba un miedo irracional y que le llevó durante muchos años a someter su día a día a pastillas, dietas imposibles y muchos complejos.

La falsa idea de que la belleza está ligada a la delgadez está haciendo que se instale en nuestra cabeza un concepto erróneo y dañino para la sociedad. Pero gracias a personas como Ashley Graham, cada vez estamos más concienciados de la necesidad de cambio.
Forbes la incluyó en su lista de ’30 personajes más influyentes con menos de 30′ y la prestigiosa agencia de modelos IMG -que representa a Kate Moss, Giselle Bündchen por ejemplo- inauguró la tendencia de la apuesta por las plus size fichándola a ella.
Y ahora es la imagen de marcas como la firma de lencería Lane Bryant, Levi’s, Calvin Klein o de la italiana Marina Rinaldi, una de sus favoritas gracias a su eslogan #WomenAreTheFuture que más que un claim es un grito de guerra.

14849137430416

Para ayudar a las mujeres alrededor del mundo a quererse tal y como son y a no avergonzarse de sus curvas, Ashley Graham trata de lanzar un mensaje de fuerza con cada trabajo que hace. Además, es cofundadora de Alda, “un colectivo de modelos que representan la belleza más allá de la talla y desafía las nociones convencionales de la industria de la moda”. Y da conferencias como su famosa TED Talk en la Universidad de Berklee, “¿Talla grande? Di mejor: Mi talla”, que acumula ya más de cinco millones de visionados en YouTube.

Pero aunque Ashley defienda su caso particular de mujer de talla grande, lo que defiende va más allá de la gordura. Se trata de ser conscientes de que el cuerpo hay que cuidarlo y quererlo, que unos nacen con una constitución delgada y otros al contrario, y no pasa nada. Mientras estemos sanos, nadie tiene derecho a decirnos cómo deberían ser nuestros cuerpos para ser perfectos.

Os dejamos con su charla, estamos seguras de que os gustará 😉

, ,

Mujeres tenían que ser: Miss Islandia

Este mes, nuestra inspiración convertida mujer es Arna Ýr Jónsdóttir, la actual Miss Islandia.

Seguro que ya conocéis su historia, pero por si acaso nosotras hemos querido hacerle un hueco en nuestro blog y en nuestras vidas.

Esta miss de tan solo 20 años se retiró de un concurso de belleza internacional después de que le dijeran que tenía que perder peso.

captura-de-pantalla-2017-01-08-a-las-19-02-01

A lo que ella respondió con una carta de renuncia y su retirada del concurso. Publicó lo que escribió en ella en Instagram y, desde entonces, su historia ha recorrido medio mundo inspirando a miles de mujeres y adolescentes.

La carta decía lo siguiente:

Soy una mujer muy fuerte, pero a veces la fuerza no es suficiente. El equipo de Miss Grand International me ha dicho que tenía que perder peso para las finales porque tengo demasiada grasa y los hombros demasiado anchos. Me han dicho que si perdía peso gustaría más. He decidido abandonar. He representado a Islandia en Miss Mundo y quedé en el puesto 14, he ganado otro concurso (Miss EM) y, con todas mis cualidades y toda mi experiencia, me he presentado con pasión y esfuerzo a este concurso. Cuatro días antes de que se celebre, me dicen que estoy demasiado gorda. Si alguien me dice que estoy demasiado gorda o algo así, simplemente no me merece. Y por esa razón dejo el concurso. Miss Grand International no se merece mi cara, ni mi cuerpo, ni mi personalidad, ni mi corazón. Espero que la organización abra los ojos porque estamos en el año 2016 y si se va a celebrar un concurso internacional, hay que ser capaz de ver la belleza internacional. En mi país tengo una forma física perfecta. Y con eso me voy a quedar yo. Nadie va a venir a decirme lo contrario.

captura-de-pantalla-2017-01-08-a-las-19-02-34

Por supuesto, el fundador del concurso respondió defendiendo al personal alegando que era totalmente normal que intercambiasen comentarios u opiniones con las concursantes sobre lo que podría darles más posibilidad de ganar el título.

En sus propias palabras:

“Como es el caso de Miss Islandia, que preguntó y pidió sugerencias a los miembros del equipo, que respondieron, acorde con lo que pensaban, que estaba un poquito gorda y que le recomendaban, de buenas maneras, que intentara perder peso con el fin de aumentar sus posibilidades de ganar. Es el proceso normal que se sigue durante las tres semanas previas al concurso y todas las concursantes deberían demostrar que han mejorado. De manera similar, el equipo asesora a todas las concursantes que piden consejo para mejorar y ganar; a cada una se le dan recomendaciones diferentes y nadie tiene ningún problema, simplemente intentan hacer lo posible por mejorar”.

Y nosotras nos preguntamos, ¿desde cuándo mejorar es algo que nos hace daño?

Mejorar sería que un concurso de belleza se base en unos estándares que defienden la delgadez extrema y la obsesión por los cuerpos anti naturales, empezase a plantearse qué significa realmente ser bella o tener un buen cuerpo. Que respetase la salud tanto física como emocional de las concursantes, y que dejase de lanzar mensajes erróneos a las niñas que algún día crecerán con miles de complejos porque se las ha engañado toda la vida.

Así que un aplauso para Arna Ýr Jónsdóttir, ¡y a quererse como somos!

, ,

Mujeres tenían que ser: Diana López Varela

Inauguramos una nueva sección en la que os hablaremos de mujeres. Mujeres inspiradoras, mujeres de a pie, mujeres de armas tomar.

Empezamos ‘Mujeres tenían que ser’ con Diana López Varela, una joven columnista gallega que escribió y dirigió una obra de teatro llamada ‘No es país para coños’ y que ahora se ha convertido en un libro en el que proclama su fe en el feminismo.

Diana se dio a conocer en las redes sociales en 2013, con la reforma de la ley del aborto de Ruiz Gallardón y su consecuente escrito dirigido a él y titulado ‘Mi coño’, que se compartió hasta las saciedad en múltiples perfiles de Internet. Para ella, la sociedad que quiera igualdad necesita el feminismo, y eso es lo que defiende en su día a día como columnista de El Nacional, y en su libro ‘No es país para coños’.

diana1

En él da un repaso a aspectos en los que las mujeres siguen siendo discriminadas, como en el ámbito familiar o a nivel profesional: “Mientras los hombres no se levanten de sus sillas, nosotras tendremos que seguir agachadas chupándoles la polla”, afirma con franqueza.

Pero además habla de la regla, los orgasmos fingidos, lo que dejamos de hacer por complacer a nuestras parejas, la masturbación femenina, la maternidad, los cosméticos, la depilación… con auténtico sentido del humor y de la veracidad.

Porque si algo caracteriza a Diana es que habla desde lo que conoce, partiendo de la verdad de su día a día y de lo que la rodea. Y precisamente esto es lo que hace que tanta gente se vea identificada con ella.

Contundente y franca, criticada por muchos y alabada por otros tantos. Sea como sea, Diana López está consiguiendo remover conciencias con un análisis fresco, ágil e inteligente, apelando a vivencias comunes y a sentimientos verdaderos, hablando de gente normal, de tú a tú.