,

¿Os atrevéis a preparar una cena diferente?

Aunque ya se va terminando el verano, no desaparecen esas ganas de hacer planes de día y de noche como si las vacaciones fueran eternas. Es por eso que hoy se nos ha ocurrido presentaros un menú distinto y muy sencillo de preparar, para que inviteis a los vuestros y convirtáis una cenita en casa en una velada diferente y divertida. ¡Lavaros las manos que empezamos!

Para la gran mayoría, los sábados son aquellos días en los que hacemos y comemos lo que durante la semana no nos podemos o queremos permitir. Es por eso que el plato principal del menú de hoy va a ser la hamburguesa, pero como nos gusta tener en cuenta también nuestra salud le vamos cambiar algún que otro ingrediente. Os presentamos la Tomato Burguer. 

650_1200

Se trata de la hamburguesa clásica, la que estamos acostumbradas a ver y degustar pero con una pequeña diferencia….Se encuentra entre dos mitades de tomate en vez de pan. Prepararla es muy sencillo, primero debemos buscar un tomate grande, que cubra la hamburguesa completamente. Después, una vez caliente el horno con la función “grill”, lo partimos, lo colocamos sobre una bandeja engrasada con aceite de oliva, lo salpimentamos y le volvemos a añadir un poco de aceite por encima y… ¡adentro! Lo ideal es mantenerlo en el horno durante 10 minutos, pero siempre debemos estar pendientes para que no se pase. Debe estar hecho pero firme.

Finalmente, una vez tengamos el tomate listo, lo usaremos como solemos hacer con el pan y le añadiremos el resto de ingredientes a nuestro gusto: queso, lechuga, beicon, salsas…

¿Y para acompañarla? Pues podrían ser patatas fritas, pero como nos gusta hacer las cosas de forma diferente hemos pensado que lo mejor son los chips de calabacín. 

Zucchini Fries plate

Foto: Budgetbites.com

Muy sanos, riquísimos y de elaboración realmente simple.

En primer lugar debemos lavar y cortar a tiras los calabacines. En una bolsita ponemos un poco de harina y sal. Echamos las tiras dentro de la bolsita y la sacudimos para que queden cubiertos de la mezcla de forma homogénea. Después, en un bol, batimos un huevo y le añadimos una cucharada de agua para que no quede tan espeso, y en otro mezclamos pan rallado con queso parmesano y las especias que más nos gusten. En este caso el orégano quedará genial. Pasamos las tiras primero por el huevo y después por la mezcla del queso, el pan y las especias y las vamos colocando sobre una rejilla de horno. Finalmente las horneamos durante unos 15 minutos y las sacamos cuando estén doradas. Una vez servidas, podemos poner, en una parte del plato, un pequeño bol con la salsa que más nos guste, así podremos mojar estos crujientes chips. ¡Os encantarán!

Y como colofón, siguiendo con la línea de platos sanos y fáciles de preparar…. Los mini pasteles de pera.

Mini-Pear-Pies

Simplemente debemos pelar y partir las peras por la mitad. Después retiramos las semillas y con una pequeña cuchara quitamos el corazón de cada una, los cuales guardaremos en un bol mientras tanto.

Después, echamos unas gotitas de limón sobre las peras, las cubrimos con pasta de hojaldre, siempre respetando la forma original de la fruta y finalmente les esparcimos con un pincel de cocina un poco de leche por encima. Mientras las horneamos hasta que estén bien hechas, preparamos a parte lo que queramos poner sobre ellas. Una opción que queda genial es mezclar los corazones de las peras, que habíamos retirado anteriormente, con queso azul y almendras o nueces picadas. Rico, ¿verdad?

Pues una vez las hayamos sacado del horno, solo nos quedará ponerles por encima la salsita anterior y ¡listo!

Aquí tenéis un ejemplo de que lo sencillo y fácil puede ser realmente una bueno. Probadlo y nos lo contáis 😉