Entradas

, ,

Las modas siempre vuelven – Mark Cross y los bolsos del momento

Nos juramos a nosotras mismas que no volveremos a llevar X prendas, vemos fotos antiguas y nos escandalizamos, y al cabo de unos años allá que vamos otra vez.

Pasamos de la campana extrema al pitillo, y del pitillo otra vez a la campana; de las prendas anchas a las ajustadas, de las hombreras a lo hippie; en menos que canta un gallo. Y en los accesorios no iba a ser menos: los bolsos que más se llevan, llevan existiendo 200 años.

Os hablamos de los que fabrica Mark Cross, una firma que muchas pensarán que es de reciente creación o, directamente, que no existía.

Pues agárrate, porque Mark Cross fue una de las firmas de lujo más valoradas de Estados Unidos a mediados del siglo XIX. Y ahora su best seller, una cajita cuadrada y rígida cuesta alrededor de los 1.500 euros en el acabado más simple y hasta los 16.000 en piel de cocodrilo, está en manos de celebrities como Rihanna, Alexa Chung, Suki Waterhouse o Diane Kruger desde hace solo unos pocos meses.

collage-xlarge_transqvzuuqpflyliwib6ntmjwfsvwez_ven7c6bhu2jjnt8
markcross_gracesmalltrunkbag_sukiwaterhouse

 

El caso es que su historia y su fama se remonta a muchos años atrás, cuando Grace Kelly apareció con uno de ellos en La Ventana Indiscreta. Pero nadie lo sabría, ya que en esta casa, lo de llevar el logo más grande que el producto era algo inconcebible y la sencillez era su punto fuerte.

mark-cross-grace-kelly-bag-1

grace-kelly-mark-cross-box-bag-h724

Mark Cross nació para vender sillas de montar y otros artilugios ecuestres, y después de la muerte de su homónimo fundador, la empresa acabó en manos de Gerald Murphy y Sara Sherman Wiborg, dos expatriados estadounidenses recordados por sus fiestas en la riviera francesa, quienes diversificaron su oferta incluyendo maletas, pitilleras y bolsos joya.

Después Mark Cross cambió de manos varias veces y terminó cerrando en 1990. Tras más de veinte años desaparecida y denostada, la enseña resurgió de sus cenizas presentando una colección para Barneys en 2011. Y desde ese momento sus bolsos han ido recuperando la popularidad de la que gozaron en su día.

alexa-chung-mark-cross-small-grace-box-bag

Y quizá el encanto de estos bolsos sea precisamente que, a pesar de que ya son muchas las mujeres influyentes que han sucumbido a sus encantos, Mark Cross sigue manteniendo un perfil discreto alejado de las grandes campañas publicitarias y de los diseños estrambóticos. Sus piezas se elaboran exclusivamente en Italia, en las mismas fábricas que los originales, y apuestan por una calidad sobria con escasas concesiones a la excentricidad.

Así que nunca digáis nunca, porque todo vuelve y a veces mucho mejor de lo que esperábamos 😉