,

¡Adiós imperfecciones!

Seguro que habéis oído hablar de los correctores, ese producto imprescindible para nuestra vida diaria. Gracias a ellos podemos tener mejor cara, nos ayudan a cubrir las ojeras, el acné, lunares, arrugas y marcas, ¿pero sabemos realmente cómo aplicarlos? ¿Aplicamos todo lo necesario?

¡Tranquilas! Porque no hace falta echarse productos “milagrosos” ni hacerse ningún retoque doloroso, nosotras te contamos las 4 claves para poder ocultar esas imperfecciones que tanto nos desesperan, y que por mucho que no nos gusten, forman parte de nosotras, así que como dice el refrán “si no puedes con tu enemigo, únete a él”, acéptalo y aprende a vivir con ello, ¿no crees?

Os presentamos la técnica del “color-correcting”, así que conozcamos a nuestros nuevos amigos… ¿Sabías que aparte del corrector normal, existen las paletas de correctores? Tienen varios colores, que van desde el verde, al amarillo y a distintos tonos naranja. Y dirás ¿Y por qué me voy a poner yo verde en la cara? Veréis, el truco de esta técnica está en utilizar colores complementarios. Esto consigue neutralizar el color que tú ya tienes en tu imperfección y junto con el corrector normal hace que se convierta del mismo tono de tu piel. Para ello hay que saber con cual tapar cada color, independientemente del tono de piel que tengas, ya sea una piel más oscura o más clara.

Essence

Paso 1: Aplicar el color correcto

¿Eres de las que tiene las ojeras de color café o de un tono marrón? Pues el color que tienes que aplicar es un naranja o melocotón. Si tienes un ligero color morado o azul, el color que lo neutraliza es el ocre o amarillo, y si por el contrario es rojo o rosado, el color para combatirlo es el verde, además te va también perfecto para el acné, rojeces o irritaciones.

Solamente tienes que coger un poco de producto con una brocha pequeña de pelo sintético (funciona mejor que una de pelo natural para productos líquidos o grasos) y aplicarlo con cuidado sobre la zona a tratar.

Técnica del color correcto

Paso 2: Sobreponer el corrector

¿Y ahora qué? Pues como no nos vamos a quedar con los ojos verdes o naranjas, el siguiente paso es aplicar el corrector tal y como lo conocemos, puedes usar un tono más claro o el mismo tono de tu piel, como gustes, y puedes aplicarlo de varias formas: si tiene un aplicador especial puedes usarlo así y después difuminar con una brocha, y si no, simplemente puedes hacerlo con el dedo (es muy importante que lo apliques con el anular, ya que es con el que menos fuerza ejercerás y es perfecto para una zona tan sensible) y dar pequeños y ligeros toques, hasta que quede perfectamente repartido.

Después difumina con una esponjita, que debes humedecer primero para que el producto se extienda mejor. Recuerda que la mejor forma de aplicarlo es de la siguiente:

forma correcta de aplicar color

Paso 3: Fijar

¡Ya casi estamos acabando! Ahora usaremos unos polvos translúcidos para sellar el corrector, aplicando poco producto, si no acabaremos con los ojos demasiado blancos y no se verá natural, al igual que le pasó a Eva Longoria. Lo que pretendemos es que quede fijo y nos dure el máximo tiempo posible.

Eva Longoria

Paso 4: Aplicar la base

Para finalizar, aplicaremos nuestra base para igualar todos los tonos de la piel. Lo extenderemos por toda la cara y por alrededor de los ojos, y difuminaremos todo el producto con el corrector.

En la zona de las ojeras no debéis ponerlo encima del corrector sino anularemos el efecto “iluminador” de la parte inferior de los ojos. En las demás imperfecciones no hay ningún problema porque tendrá incluso más cobertura.

¡Y ya está, tu piel estaría perfecta y tú ni más contenta!

¡CURIOSIDAD!

Además de estas claves, hay algunos métodos un poco más extraños como aplicar como corrector un labial rojo. Sí, sí ¡con un labial rojo! Una chica publicó un video donde utilizaba un labial rojo para neutralizar las ojeras… Lo usaba para los tonos morados y lo aplicaba de la misma forma que hemos explicado pero con color rojo, según ella es un método casi milagroso, y parece que le funciona

¿Os animáis a probarlo? ¡Nosotras seguro que sí! ¡Porque no hay otra cosa que nos encante más que los retos!

¿Qué os ha parecido el secreto de 4 pasos de correctores? Es muy sencillo y… ¡estamos seguras de que os funcionará genial! Lo del color rojo, será cuestión de probarlo, y si no funciona no pasa absolutamente nada, nos quedaremos con nuestras arrugas y marquitas, que lo que nos dicen es que llevamos un estilo de vida lleno de experiencias y de momentos vividos, ¿y eso no está nada mal no?

FOTO 5_Adiosimperfecciones

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario