,

Disfruta en las bodas y comuniones con estos sencillos consejos

Ha llegado la época de las bodas y muy pronto empieza la de comuniones. Todas hemos asistido a alguna (o varias) y si algo sabemos es que debemos ir guapísimas porque así lo requieren este tipo de eventos. Pero una vez sentadas en la mesa ¿tenemos claro qué cubiertos debemos utilizar para cada plato? o ¿cómo debemos situarlos una vez hayamos terminado? o ¿qué pan debemos coger para no robar el de nuestro compañero/a de mesa? Tranquilas, que no cunda el pánico, hoy os dejamos algunos conocimientos básicos para que en ningún momento se os escapen estos pequeños pero importantes detalles.

Antes de empezar, y en referencia a nuestro modelito, debemos saber que se permiten vestidos y accesorios diferentes según si el evento es por el día o por la noche. Si se trata de una boda de día o una comunión debemos llevar un vestido corto (cada una lo corto que quiera) y como accesorios se permiten los tocados y pamelas. Si por lo contrario se trata de una boda celebrada por la noche, los vestidos deben ser largos y no se permiten ni tocados ni pamelas. Pero en ambos casos, algo que si está permitido y además se aconseja, es completar el look con un clutch o cartera de fiesta que resalte los detalles del vestido que se lleve para cada ocasión.

Centrándonos ya en el protocolo que debemos seguir una vez sentadas en la mesa que se nos haya otorgado, vamos a nombrar algunas de las cosas que debemos hacer para estar más cómodas en este tipo de fiestas:

Al sentarnos vemos que delante de nosotras hay un montón de cubiertos y copas, cada una con un tamaño y una forma diferente. En ese momento surgen las dudas, pero únicamente debéis estar tranquilas y empezar por el principio.

Poned sobre vuestro regazo la servilleta desdoblada para dejar libre el plato y evitar mancharos, que con lo monas que os habéis puesto debéis cuidar estos detalles, y saber que con los cubiertos se debe empezar desde a fuera hacia dentro. Es decir, para el primer plato usaremos los que más alejados estén del plato que nos han servido. Al terminar, bastará con situarlos juntos en un lateral, como si marcáramos las 4:20h en el plato, para indicar a los camareros/as que ya lo pueden retirar.

Si queremos pan para acompañar la deliciosa comida, debemos coger el que tengamos en el platito situado a la izquierda de las copas, nunca el del plato de la derecha, ya que de ser así le estaríamos robando el pan a nuestro compañero/a de mesa y eso no lo queremos hacer, ¿verdad?

¿Y las copas? Dependiendo de las bebidas que se vayan a servir, puede haber hasta 4 tipos diferentes. Lo más importante es saber diferenciar la de agua, la más pequeña que haya; la de vino, la cual tiene forma de tulipán y es más grande que la de agua; y la de champagne, que es más alargada y fina además de tener la base más larga que las anteriores.

Si respetamos estas pequeñas normas de protocolo y tenemos en cuenta que fumar entre plato y plato no está permitido, como tampoco el uso de palillos delante de todos los comensales, más que nada porque no es demasiado agradable, podremos disfrutar del evento al que se nos haya invitado porque nos será mucho más fácil actuar con naturalidad, sencillez y seguridad en nosotras mismas.

02190_HD

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario